5 pasos para saber si puedo ser un Coach de excelencia

5 pasos para saber si puedo ser un Coach de excelencia

Cada vez más, el coaching se posiciona como una de las nuevas profesiones del siglo XXI que han venido para quedarse.

Una profesión que se adapta a cualquier bagaje profesional y que me ha traído muchas alegrías por ser partícipe de observar la transformación y acompañar a la obtención de resultados positivos en la vida personal o profesional de muchos seres humanos.

¿Puede que no lo sepa y que ya haya un Coach en mi interior?

Si tienes capacidad de escuchar a los demás, si te gusta conversar, si te energizas de las relaciones humanas, si te sientes bien contigo mismo(a) en contribuir a que los demás mejoren y alcanzar nuevas metas y objetivos, si sientes que tienes en tu interior un propósito a trascender y constantemente, te motiva conocer nuevas formas de mejora continua…. lo más probable es que sí: ya hay un Coach en tu interior.

Me fascina la comunicación ¿puedo ser Coach?

Estás en el camino, puesto que la conversación es la herramienta esencial del Coaching. Ahora bien, no basta con hablar, hay que hacer las preguntas necesarias en el momento necesario. Por eso un Coach precisa desarrollar habilidades comunicacionales avanzadas y ser más consiente del poder que tienen “las palabras detrás de las palabras”.

Por eso para ser Coach debes ser “verbalmente quirúrgico”, tomando de lo que dices, de cómo lo dices y, -esto es muy importante- de “para qué” lo dices. Recuerda la frase “Calla, si lo que vas a decir no es más relevante que el silencio”.

Es importante saber que somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. Por eso debemos medirlas bien, tanto si se trata de una explicación como de una pregunta. A veces un silencio es mucho más revelador que una larga explicación.

¿Qué debo hacer para ser Coach?

Para ser Coach debes desarrollar ciertas habilidades blandas, herramientas y metodologías que te enseñarán cuándo y de qué manera hablar. Cuándo responder con una mirada, cuándo hacerlo con un silencio, cuándo con un gesto, cuándo con una pregunta poderosa o cuando con un feedback para que la otra persona tome conciencia.

Todo esto debe de estar avalado por un programa de formación que esté licenciado por uno de los dos gremios más importantes en Coaching Profesional: La International Association of Coaching (IAC) o la International Coach Federation (ICF), ambos fundados por Thomas Leonard, padre del Coaching Moderno.

Entonces ¿qué debo hacer para ser Coach?

Deberás dar varios pasos, entre otros…

1.      Darte cuenta de para qué quieres serlo. Preguntarte si lo haces por seguir una moda o porque hay algo en tu interior que te llama a ayudar a que otras personas y tú mismo brilléis más y mejor.

2.      Aceptar que no lo sabes todo, que es un proceso de aprendizaje continuo divertido pero exigente. Fascinante, pero delicado. Con efectos sorprendentes, pero que necesita entrenamiento.

3.      Entender que como coach tú no eres el protagonista, no eres quien trazas el camino a seguir, ni quien debe dejar las huellas para que otros las pisen, sino que simple y sencillamente caminas (si la otra persona lo permite) junto a ella, para acompañarla de su situación actual a la que quiere llegar.

4.      Asumir que aunque no trabajes como Coach, serás Coach las 24 horas, porque el Coaching es algo que se implementa en tu día a día, porque es una forma de ver y entender la vida.

5.      Estudiar, para descubrir las claves de la comunicación, para aprender a escuchar de una forma profunda y objetiva, sin ruidos, sin juicios, para formarte en el arte de las preguntas poderosas. En definitiva estudiar y trabajar para ser una nueva y mejorada versión de ti mismo día a día.

Si te gustaría aprender a aplicar correctamente tu liderazgo o saber el cómo aplicar estos conceptos y demás herramientas, te invito a nuestra Certificación Internacional en Coaching Profesional, dando click aquí.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on print
Share on email